<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=158100638110634&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Miembros de:
logo2.png
Certificados por:
logo3.png
Testimonios
Ben-and-Chole-Brown.jpg

También nos sentimos muy satisfechos al enterarnos que habías sembrado un árbol en nuestro nombre, ¡que detalle tan encantador!

Ben y Chloe Brown
Londres, Inglaterra

Tuvimos sin lugar a duda un tiempo fantástico en Costa Rica y no puedo dejar de agradecerte por tu ayuda.

 

Creo que querías alguna realimentación y espero que esto satisfaga tu solicitud, si lo quieres en una manera diferente favor déjanoslo saber. Siéntete libre de copiar y pegarlo en tu sitio web.

 

Primero acerca de Wikol en sí – tuvimos una experiencia fantástica al reservar a través de Wikol. Nos otorgaron una serie de diferentes opciones de precios y logramos ajustar nuestra luna de miel ideal a nuestras necesidades.

 

Cada mínimo detalle fue considerado y fue una bendición tener todo los traslados arreglados. Todas las personas que nos condujeron eran amistosas, expertos y mejoraron nuestra experiencia en Costa Rica. También nos sentimos muy satisfechos al enterarnos que habías sembrado un árbol en nuestro nombre, ¡que detalle tan encantador! Siempre supimos que si hubiera habido algún problema (que no hubo porque todo estaba pensado de antemano) hubiéramos podido contactar a la compañía en cualquier momento. Hemos recomendado la empresa a nuestros amigos y familia.

 

El Silencio – Amamos la sensación rústica combinada con la atención 5*. Disfrutamos tanto el  caminar por los jardines como lo hicimos con las comidas. La comida tenía el mismo nivel de calidad que un restaurante de altura en Londres.

Aunque fue el toque personal el que finalmente nos enamoró de El Silencio. Nos gustó mucho que nos explicaran que era cada comida, que los alimentos fueran productos locales, que la mayoría de los empleados vivieran en la cercanía y sintieran  pasión por sus tierras. Pasamos una experiencia espectacular, pero cansada, en nuestra aventura de rappel y canopy – y no vamos a olvidar nunca las preciosas vistas. La experiencia cultural realmente mejoró nuestro conocimiento acerca de la cultura costarricense y estuvo perfecta en el escenario de El Silencio.

 

Experiencia de Café – tuvimos una mañana fantástica en la plantación de café. Nuestro guía turístico era muy entusiasta y experto en el tema.

 

Río Perdido – Inicialmente estábamos sorprendidos de lo distante que quedaba este resort, sin embargo se hizo obvio una vez que llegamos allá la razón por la que teníamos que ir a un lugar tan remoto. Las vistas por encima de los árboles desde el edificio principal son impresionantes. La pasamos de maravilla al hacer canopy, fue completamente diferente a la experiencia pasada. Disfrutamos pasar tiempo en las 3 piscinas con temperaturas de agua diferente y consideramos que el personal del bar era muy amigable. Desafortunadamente nos pareció que la piscina tenía muchos escombros de los árboles, sabemos que no se puede hacer nada al respecto, quizás limpiar con mayor regularidad haría que el área se sintiera más relajante. También nos pasó en este lugar que al llegar nuestra habitación todavía no estaba lista y desafortunadamente el auto se dañó por lo que tuvimos que esperar un par de horas para que trajeran nuestras maletas a la cabina, sin embargo el personal manejó la situación de la mejor manera.

 

Punta Islita – Este resort era como estar en el paraíso. Lastimosamente nuestro cuarto no estaba listo cuando llegamos, pero esto nos dio tiempo para apreciar los hermosos alrededores. Teníamos una suite asombrosa y fácilmente hubiéramos podido quedarnos en el cuarto todo el tiempo con nuestra propia terraza y piscina. Nos encantó pasar tiempo en la playa en las amplias zonas con sillas y sombra. El personal del bar de la piscina era muy simpático y disfrutamos mucho la clase de mezclar cocteles con ellos. También hicimos una clase de montar a caballo lo cual nos permitió ver las áreas locales y las magníficas vistas panorámicas.  La comida estuvo exquisita (aunque no tan buena como en El Silencio). Los meseros nos parecieron muy serviciales y nos gustó tener jugos naturales con nuestras comidas. De todos los lugares a los que fuimos, este es al que queremos desesperadamente volver. 

 

Intercontinental (San José)- Después de quedarnos en increíbles hoteles boutique el quedarnos en un hotel grande nos pareció muy insatisfactorio. De nuevo nuestra habitación no estaba lista cuando llegamos, pero nos lo compensaron con un trago gratis del bar. La habitación (específicamente el dormitorio) necesitaba algo de renovación, sin embargo no hubo ningún otro inconveniente en el hotel. Comimos una cena deliciosa en The Factory y nos consintieron con un brillante desayuno el día siguiente.

 

Amamos Costa Rica y esperamos poder  regresar (¿quizás para nuestro aniversario de bodas en unos cuantos años?!)

 

Muchas gracias por tu ayuda, Ben y Chloe Brown, Londres, Inglaterra